NOTICIAS
 
Mi arte es un intento por pintar mi vida por Daniela Chirinos

Arturo Correa nació en Valencia en 1967.
Desde temprana edad demostró sus habilidades para la pintura, destreza que formalizó al graduarse en 1996, como Licenciado en Bellas Artes de la University of Central Florida en Orlando. Luego, obtuvo el título de Magíster en Arte mención Pintura, en la New York University (NYU). La combinación del talento innato con la academia le permiten hoy afirmar que "definitivamente, hago lo que me gusta".
Nieto de "Chuchuita" Carabaño de Díaz (fundadora del Salón Michelena), único artista plástico de su núcleo familiar, defensor del ingenio natural y de la formación académica, a la que define como "una caja de herramientas" que nutre al artista para así comprender las tendencias de cada época, descubrir técnicas y materiales que quizás, empíricamente, resultaría imposible conocer.
La firmeza de sus convicciones se reflejan en quince años de carrera, constituida por veinte exposiciones colectivas y diecinueve individuales instaladas en museos y galerías de Caracas, Maracaibo, Barquisimeto, Valencia, Nueva York, Miami, Connecticut, en las que demostró el dominio de las pinceladas gruesas e imágenes figurativas para rendir tributo a la naturaleza y la vida.
¿Se puede hacer carrera cómo artista?
Este es un mensaje para todos. Se puede hacer carrera como lo que usted quiera, lo único que tienes que hacer es creer en lo que se hace y estudiar, prepararse, tener bases. Por mucho que suene a cliché, ese el secreto de las cosas.
En mi caso, nunca pensé que iba a ser artista plástico, no lo tenía previsto como profesión, justamente por el paradigma que supuestamente del arte no se puede vivir, pero siempre dibujaba y pintaba; siempre hubo una motivación.
Al principio estudié aviación fuera del país, me fui con mi hermano porque así lo quiso mi mamá. De hecho, tengo mi licencia de piloto privado, pero tuve la perforación un tímpano e inmediatamente debí abandonar lo que creí era lo mío y a mis quince años de carrera como artista plástico, le doy gracias a Dios que así pasó.
Sin embargo, hay quienes consideran que la academia inhibe el talento
Hay muchos artistas que dicen que su inspiración nadie se la cambiará. Eso es muy válido, pero la academia es muy importante porque te nutre. Soy pintor y esto no lo modificará nadie, pero en la universidad encontré infinidades de eventos históricos y materiales que hoy sirven de herramienta, porque todo lo utilizo.
Al estudiar, de alguna manera empiezas a comprender que se trata de lecturas de cada época, información que empíricamente la desconoces y difícilmente descubres. Son elementos que te ayudan a explotar lo mejor de lo que llevas dentro.
¿Qué significa para usted el arte?
Para mi el arte es mi vida; mejor aún, es un intento por pintar la vida. Mi pintura empezó representando al ser vivo, la parte física y espiritual como una representación de la convivencia con sus problemas, esto lo demuestra la serie "Del Caos a la Flor" que instalé en la Universidad de Nueva York.
Aunque me he inclinado a pintar lo que está vivo, mi trabajo tuvo un cambio radical o quiebre en el 2006, año en que se rompieron muchos paradigmas y empecé a ver la vida diferente. Entendí que lo que creemos que está vivo no lo está tanto y otras cosas que no están en este plano, tienen más vida de la que pensamos.
Llegué a esa conclusión cuando viví por un año en un pueblito de cuatro mil personas llamado Taos, ubicado en el desierto de Nuevo México, justo en la frontera con Colorado (Estados Unidos). Me radiqué ahí porque quería aislarme y buscar una nueva relación con la vida y de ver mi trabajo.
En ese poblado surgió la muestra "Paisajes de la Nostalgia", exhibida por la Galería de Arte Ascaso en su sede de Caracas, en mayo de este año.
¿Qué otros momentos marcaron su inclinación artística?
Cuando se cayeron las torres gemelas en Manhattan, al principio no quería desahogarme con la pintura porque pensaba "de que sirve drenar este momento tan trágico", pero creo en que por muy duras que puedan ser las cosas, hay algo mejor y estamos aprendiendo.
De hecho, hay una serie llamada "Ruta 16" que se refiere a eso. Hay que disfrutar el sendero, porque la vida no es sólo ir de un punto A un punto B, sino entender, gozar y aprender de lo que hay en el trayecto sin complejos; lo importante es el camino.
Pero, volviendo a la tragedia del World Trade Center, ese año hubo una muestra en la NYU titulada "Celebrando la Mitología", dedicada a la diversidad del ser humano, la cual, simultáneamente, nos lleva a una misma esencia. Así ocurre con la mitología mundial, pueden ser muy diferentes entre una cultura y otra, pero en cuanto al contenido, la esencia es la misma. De esa muestra había una segunda parte que nunca se exhibió, era algo relativo a la cultura musulmana y tenía miedo a exponerla, luego de que cayeron las torres.
¿Quiénes le influenciaron?
El ser humano constantemente absorbe influencias de todo lo que le rodea. Sin embargo, si de artistas se trata, tendría que nombrar a Jean Michael Basquiat, Mark Rothko, artistas con trazos muy gruesos, pero en esa lista también tengo que incluir a Jesús Soto, aunque no soy cinetista. A todos los asimilé consciente e inconscientemente, porque alguna vez observé al menos una de sus obras.
En cuanto a profesores, en la Universidad Central de la Florida hubo un docente muy importante en mi carrera: Walter Gaudnek, pintor alemán dedicado al pop art. Al entrar a su clase descubrí que lo mío no era el diseño, ni las computadoras sino tirar pintura en la tela y crear y él por supuesto, me dijo que yo no era diseñador sino pintor.
Hay mucha gente que ha marcado mi carrera como Arnold Mesches, pintor de la NYU y en Venezuela, está Oswaldo Vigas, amigo de mis padres; yo no sabía que iba a ser pintor, pero desde pequeño lo veía en mi casa y de alguna manera me influenció y luego me apoyó muchísimo.
¿Qué representa Valencia para usted?
Es mi ciudad natal, la siento como mía, es muy especial. Me gusta exponer en esta ciudad porque conmigo ha sido noble; no tengo sino buenos recuerdos y experiencias. Incluso, mi primera exposición fue en Valencia, en el año 1995, llamada "Personajes, intrusos y engendros", la cual levanté gracias a la motivación de un periodista local.
Además, en la Feria Internacional de Valencia de 2005, montamos unas torres de siete metros de altura en la entrada Plaza Monumental, instalación que fue titulada "Tarde de Toros" y en el Festival Internacional de las Artes hicimos "Proyecto Quinta La Calle", en la Plaza Cristóbal Rojas, la cual consistía en una casita de madera a las que la gente entraba y escribía en las paredes. Esta misma idea la repetimos en el Festival de Arte en el 2007, en Singapur.
¿Cómo definiría el momento artístico que atraviesa el país?
No es un momento fácil para el arte en Venezuela, porque el país está atravesando instantes de crecimiento. De alguna forma, están cayendo muchas de las viejas estructuras que se encuentran en decadencia; podría decir que se trata de la etapa final de un trayecto para dar paso a algo mejor.
En el arte, soy de los que cree que estamos mal, no en cuanto a la creación y calidad artística, sino en lo referente al apoyo, gracias a que los museos se dedican a desarrollar actividades que no son propias de ellos y esto hizo que los espacios se vinieran a menos. Antes había más apoyo. No hay un verdadero estímulo para el artista como en tiempo atrás.
Lamentablemente, las instituciones se mezclaron con lo que no les corresponde, por eso aprovecho para decirles que observen a los artistas locales y detallen las políticas de inclusión que a veces tienden a ser muy propagandísticas. En este país hay talento cómo no existe en otras naciones, por lo tanto deben dedicarse a la cultura y a dejar un lado la propaganda.

Daniela Chirinos
Notitarde - Confabulario
Valencia, 31-10-2009


 
"Searching" por Barbara Anderson Hill
El tema recurrente expresado en el título de la exposición A la búsqueda, examina la naturaleza caótica de la existencia humana en una constante indagación para desentrañar los misterios de la vida.
En Torno a los Mundos de Arturo Correa por Carmen Adelina Pinto
En efecto, en las pinturas de Arturo Correa, ya sean sobre tela o madera, se advierte un particular lenguaje estético que resulta una vistosa mezcla de figuración y abstracción, tanto en sus formas como en lo conceptual, en las que rinde tributo, tanto a sus raices latinas, como a su lado angloamericano.
CORREA en STAGE 16: Una entrevista por Jade Dellinger
Proximamente
Al Filo del Caballo por Bélgica Rodríguez
Una belleza diferente resume Arturo Correa en su serie Caballos. Pinturas dominadas por reglas artísticas personales y una estética determinada por la imaginación.
Paisajes de la nostalgia por Bélgica Rodríguez
Galeria de Arte Ascaso, Caracas 2009
Enredaderas: Las etereas hiedras de la razon por Vanessa Gill
Ágiles y silenciosos, los múltiples brazos de la enredadera se tejen, entretejen, destejen y vuelven a tejer.
En Busca de un Significado por Zuleiva Vivas
El entorno se ha vuelto denso y confuso, la búsqueda de realidad debe orientarse hacia si mismo. Esta reflexión parece ser lo que moviliza la mano y el pensamiento de Arturo Correa.
Inaugurado salón nacional sobre papel por Vanessa Carreño
Durante el evento fueron mencionados los cinco artistas con las respectivas obras ganadoras(...) A continuación se mencionan los premiados: Arturo Correa, con su creación "Somos peregrinos llenando crucigramas"; Víctor Hugo Irazabal, con "Hekura"; Francisco Martín, con "Paisaje comprimido"; Solange Salazar, con "Notas a pie de página" y Anaxímenes Vera, "El círculo natural".
Sobre Papel por Daniela Chirinos
Letra Inversa / Notitarde
Arturo Correa plantea un nuevo concepto en la pintura contemporánea
Para la investigadora y crítica de arte, Bélgica Rodríguez, Arturo Correa tiene una manera inédita de mirar el paisaje, con una influencia notable de otras atmósferas y que se traducen en la temperatura cromática de sus cuadros.
Arturo Correa une puntos en sus "Paisajes de la Nostalgia" por Dubraska Falcón
30 piezas del artista plástico se presentan en la Galería de Arte Ascaso
Los paisajes nostálgicos de Arturo Correa por Adriana Ciccaglione
Números, a veces letras, automóviles, vienen a irrumpir la tranquilidad del paisaje, pero con un fin, con una propuesta que maneja un discurso plástico.
Arturo Correa hace de la vida un lienzo por Maritza Bacalao
Arturo Correa parece un niño grande. Conserva intacta su capacidad de asombro y su ternura, su espontaneidad y no sé que brillo especial, late en sus pupilas. Acaso, como diría José Marti, ha comprendido que "solo es feliz aquel que no ha perdido su alma de niño".
La Obra Postmodernista de Arturo Correa por Willy Aranguren
La obra de Arturo Correa puede concebirse como un arte de la postmodernidad, nada ecléctico, más bien abierto hacia diversas maneras de hacer arte, desde lo tradicional hasta lo innovador.
A Mural Installation por Gary Alan Ruse
Pronto sera traducido al Español.
Selections from the Permanent Collection: New Gifts
Pronto sera traducido al Español.
Arturo Correa inauguró 2007 en la Galería Braulio Salazar por Marisol Prada
Pedazos de un tiempo inmemorable van confiando a la mente las distintas direcciones del color lanzado como si se tratase de un baño de flechas dirigidas pacientemente, pero con fuerza y dinamismo, dentro del atrapado lienzo que las contiene, con dificultades.
Arturo Correa: En Busca de un Significado por Armando Alvarez Bravo
Esa obra, dentro del espíritu de búsqueda de significado y encarnación de lo apetecible que el pintor desarrolla en En busca de un significado, tiene el poderoso anclaje de la urgencia de un retorno a los planos de la inocencia como fuerza hacia la maravilla.
En "Enredaderas" intento pintar la vida por Alfredo Fermín
A la original exposición asistió mucha gente vinculada al movimiento cultural de la ciudad, que quedó gratamente impresionada con esta muestra que demuestra la evolución de un joven artista que se ha despegado con rumbo preciso a consolidar una expresión artística contemporánea, sin desvincularse del antiguo oficio de pintar.
La Calle de Arturo Correa por Arnaldo Rojas
A primera vista proyecta una imagen lúdica: una casa construida para juegos infantiles, teñida con esmaltes acrílicos con tonalidades muy llamativas.
Pero al entrar en ella y detallar la propuesta, notamos que se trata de una pintura tridimensional hecha instalación, que va mucho más allá de la simple apariencia.
En la "GUBS" la obra de Arturo Correa por Marisol Prada
Lunes Rodríguez fue el encargado de dar la bienvenida esa noche a todos los presentes y hablar sobre este valenciano que trabaja sin descanso para a dar a conocer su arte, impregnado de dinamismo, fuerza y el dominio del alma sobre la técnica, fluido vital para cualquier creativo.
Arturo Correa - Registro de Artículos de Prensa
Registro de Artículos de Prensa (2009 –
1995)