NOTICIAS
 
Arturo Correa hace de la vida un lienzo por Maritza Bacalao

El Periódico (Artes Visuales)
Por Maritza Bacalao
Junio 3 del 2007
Valencia


Arturo Correa parece un niño grande. Conserva intacta su capacidad de asombro y su ternura, su espontaneidad y no sé que brillo especial, late en sus pupilas. Acaso, como diría José Marti, ha comprendido que "solo es feliz aquel que no ha perdido su alma de niño". Pero, nada de ello es casualidad, sino feliz consecuencia: ve la vida como un carrusel, y así lo refleja su obra. "Cuando pinté Animales del Carrusel, nos dice, recree memorias de mi infancia", y es que para este creador la vida es eso, un carrusel redondo con una variedad de personajes, la misma música, la misma velocidad, "cada quien se monta en el caballo que quiere, unos de espalda, otros de frente y vive la experiencia a su manera". De su contacto temprano con los caballitos voladores le vino su interés por los colores y las luces, luego de adulto lo comparó con la vida y lo hizo lienzo.

La Búsqueda de la Realidad debe Orientarse Hacia uno Mismo

Este pintor valenciano de larga trayectoria internacional, pinta asistido por el talento y esa fuerza poderosa que como ser humano lleva dentro: la fe en sí mismo y en los demás seres humanos no tiene que sacarla, rescatarla, aflora sola y eso se descubre en una vibrante frase "mi vida es un intento por pintar la vida".
Para él su trabajo implica una interacción constante con algún ser humano, con alguna parte de la sociedad, que a veces puede estar convulsionada, a veces no, "el día a día no se termina hasta que no cumples tu misión, y luego es que viene lo mejor, la vida eterna en la que creo". La pintura sigue siendo la naturaleza que el hombre se regala a sí mismo, y es por ello que Arturo Correa considera que la búsqueda de la realidad debe orientarse hacia uno mismo. Pero, antes de llegar a esa conclusión, experimento una búsqueda que oscilaba entre realidades externas y las internas.
En ese afán por encontrarse y encontrar da inicio a la serie titulada Personae (del latín persona). Estos personajes representaban para al artista la parte física, material, externa del ser humano. Todo individuo está compuesto por un cuerpo, que es la parte objetiva y tangible de sí mismo; más arriba de este encontramos una región formada por la espiritualidad, y es allí donde recrea su obra Intrusos, definida como una serie de líneas levitando en la tela, representando la parte espiritual del hombre "girando en torno a mi, girando en torno a lo que yo veo, girando en torno al otro".
Luego reflexiona, y se pregunta ¿si existe una parte física y una parte espiritual, entonces debe haber una especie de eslabón que las conecte? De esta reflexión surge su serie Engendros, donde se ausento del color, fue, dice "una serie en blanco y negro, muy rara, tratando de ver como era ese eslabón, como era esa conexión entre la parte física y la espiritual". Pero pronto entendió que no había tal puente, sino una unión entre esos dos elementos, y es allí donde crea sus Personae II, rompiendo la estética material del Personae: esa parte figurativa la rompe la línea y el color, y es así como comienzan a interactuar las dos con el fondo de la obra, con el cuerpo de la obra. De esta manera, expresa Correa, la obra se convierte en algo muy dinámico, simbolizando la unión entre cuerpo y alma y, esta simbiosis, lograda esplendorosamente, le hizo sentirse satisfecho.
No obstante, hace poco este creador ubicado dentro de las tendencias posmodernistas, se dio cuenta que en la construcción de su ser había otro estrato, el formado por la mentalidad, "su psique", su pensamiento, el pensamiento de los seres humanos, que constituyen toda una enredadera, titulo de su reciente serie Enredaderas. Al respecto dice, "es ese montón de cosas que llevamos por dentro y que marcan nuestros pensamientos, y que desde mi punto de vista comienza con las piñatas, pues es el primer contacto del ser con la violencia y los conflictos, y nuestros cerebros comienzan a enmarañarse, y así comienza la enredadera de la vida, y dejas de mirar hacia fuera, pero tampoco miras hacia tu interior, hacia tu yo interno". Arturo Correa posee una destreza pictórica demostrada por un dominio singular de los acrílicos, con los que obtiene texturas, matices y transparencias sobre lienzos sin fondear, que semejan óleos. Su pintura toma cuerpo al ejercer una técnica impecable junto a los discursos que muestra a través de los ojos de sus personajes transformados en fantasmas.
Cierta perversidad, oculta tras el manto de la ingenuidad infantil, se percibe en su obra, honesta, real, fresca.
Reconocido en los escenarios de la plástica internacional, este creador no se deja llevar por las tendencias, las acepta y reconoce la infinidad de lenguajes expuestos en ellas, las respeta, pero afirma con convicción "uno tiene un alma, y he de tratar de no comprometerla, dándole mas peso que a todo lo demás que pueda hacer". Y agrega "la realidad no debe afectar la fantasía, porque solo así puedo dar rienda suelta a mi creación, a mi alma y expresarme sobre la tela, aunque todo esto suponga una decepción posterior al enfrentarme a ese mundo exterior que me rodea y del que definitivamente tomo mucho". Correa considera que su obra es su verbo, pues toda obra supone una escucha. Afirma que estéticamente hace lo que quiere pero su fin ultimo es llevar su mensaje "yo tengo una gran inquietud por decirle cosas a la gente, cosas que quiero que escuchen a través de la imágenes, plantear situaciones y recordarles a los demás que todos tenemos una misión en la vida".
Una vez definido conceptualmente en imágenes y líneas ese ser compuesto por alma y cuerpo, Correa se lanza tras la aventura del conjunto de los mitos y leyendas propias de los pueblos, civilizaciones y religiones, dando paso a su obra Celebrando la Mitología. El mito es para cada pueblo una forma de <> su manera de ser (parentesco, filiación, producción, identidad), en su especificidad y en su relación con el medio natural en el que vive. Por ello se sumerge en la mitología, desde Irlanda hasta México, para descifrar plásticamente su naturaleza. De esta manera construye con su arte canales de comunicación entre los hombres y los pueblos.
Mientras Arturo Correa celebraba su mitología con una muestra en Nueva York, se produjo el trágico derrumbe de las Torres Gemelas, y con ellas se derrumbó la vida y la esperanza en el alma del pintor y pensó que no había ya nada porque celebrar. Una crisis existencial paralizó su trabajo, y decidió, en un acto de ira e impotencia, lanzar todas sus pinturas azarosamente sobre los lienzos. Lo que en un principio fue el caos visual construido por manchas y rayones, misteriosamente fue dando forma a las más bellas flores, "en ese momento me di cuenta que la vida continuaba, y traté de sacar lo mejor de lo peor". Fue así como con amorosa paciencia Arturo empezó a tallar con el color negro, el pincel y la brocha aquellas manchas, dando forma sin proponérselo, casi inconscientemente, a una nueva serie que titularía Del Caos a la Flor.
Por ahora, nos informa, se ausentará durante varios meses de Venezuela para radicarse en Nuevo México (USA) con la finalidad de aislarse y poder preparar sus próximas muestras, que serán exhibidas en la Galería Ascaso de Valencia y Caracas, respectivamente. ¡Bon Voyage!


 
"Searching" por Barbara Anderson Hill
El tema recurrente expresado en el título de la exposición A la búsqueda, examina la naturaleza caótica de la existencia humana en una constante indagación para desentrañar los misterios de la vida.
En Torno a los Mundos de Arturo Correa por Carmen Adelina Pinto
En efecto, en las pinturas de Arturo Correa, ya sean sobre tela o madera, se advierte un particular lenguaje estético que resulta una vistosa mezcla de figuración y abstracción, tanto en sus formas como en lo conceptual, en las que rinde tributo, tanto a sus raices latinas, como a su lado angloamericano.
CORREA en STAGE 16: Una entrevista por Jade Dellinger
Proximamente
Al Filo del Caballo por Bélgica Rodríguez
Una belleza diferente resume Arturo Correa en su serie Caballos. Pinturas dominadas por reglas artísticas personales y una estética determinada por la imaginación.
Paisajes de la nostalgia por Bélgica Rodríguez
Galeria de Arte Ascaso, Caracas 2009
Enredaderas: Las etereas hiedras de la razon por Vanessa Gill
Ágiles y silenciosos, los múltiples brazos de la enredadera se tejen, entretejen, destejen y vuelven a tejer.
En Busca de un Significado por Zuleiva Vivas
El entorno se ha vuelto denso y confuso, la búsqueda de realidad debe orientarse hacia si mismo. Esta reflexión parece ser lo que moviliza la mano y el pensamiento de Arturo Correa.
Inaugurado salón nacional sobre papel por Vanessa Carreño
Durante el evento fueron mencionados los cinco artistas con las respectivas obras ganadoras(...) A continuación se mencionan los premiados: Arturo Correa, con su creación "Somos peregrinos llenando crucigramas"; Víctor Hugo Irazabal, con "Hekura"; Francisco Martín, con "Paisaje comprimido"; Solange Salazar, con "Notas a pie de página" y Anaxímenes Vera, "El círculo natural".
Mi arte es un intento por pintar mi vida por Daniela Chirinos
Entendí que lo que creemos que está vivo no lo está tanto y otras cosas que no están en este plano, tienen más vida de la que pensamos.
Sobre Papel por Daniela Chirinos
Letra Inversa / Notitarde
Arturo Correa plantea un nuevo concepto en la pintura contemporánea
Para la investigadora y crítica de arte, Bélgica Rodríguez, Arturo Correa tiene una manera inédita de mirar el paisaje, con una influencia notable de otras atmósferas y que se traducen en la temperatura cromática de sus cuadros.
Arturo Correa une puntos en sus "Paisajes de la Nostalgia" por Dubraska Falcón
30 piezas del artista plástico se presentan en la Galería de Arte Ascaso
Los paisajes nostálgicos de Arturo Correa por Adriana Ciccaglione
Números, a veces letras, automóviles, vienen a irrumpir la tranquilidad del paisaje, pero con un fin, con una propuesta que maneja un discurso plástico.
La Obra Postmodernista de Arturo Correa por Willy Aranguren
La obra de Arturo Correa puede concebirse como un arte de la postmodernidad, nada ecléctico, más bien abierto hacia diversas maneras de hacer arte, desde lo tradicional hasta lo innovador.
A Mural Installation por Gary Alan Ruse
Pronto sera traducido al Español.
Selections from the Permanent Collection: New Gifts
Pronto sera traducido al Español.
Arturo Correa inauguró 2007 en la Galería Braulio Salazar por Marisol Prada
Pedazos de un tiempo inmemorable van confiando a la mente las distintas direcciones del color lanzado como si se tratase de un baño de flechas dirigidas pacientemente, pero con fuerza y dinamismo, dentro del atrapado lienzo que las contiene, con dificultades.
Arturo Correa: En Busca de un Significado por Armando Alvarez Bravo
Esa obra, dentro del espíritu de búsqueda de significado y encarnación de lo apetecible que el pintor desarrolla en En busca de un significado, tiene el poderoso anclaje de la urgencia de un retorno a los planos de la inocencia como fuerza hacia la maravilla.
En "Enredaderas" intento pintar la vida por Alfredo Fermín
A la original exposición asistió mucha gente vinculada al movimiento cultural de la ciudad, que quedó gratamente impresionada con esta muestra que demuestra la evolución de un joven artista que se ha despegado con rumbo preciso a consolidar una expresión artística contemporánea, sin desvincularse del antiguo oficio de pintar.
La Calle de Arturo Correa por Arnaldo Rojas
A primera vista proyecta una imagen lúdica: una casa construida para juegos infantiles, teñida con esmaltes acrílicos con tonalidades muy llamativas.
Pero al entrar en ella y detallar la propuesta, notamos que se trata de una pintura tridimensional hecha instalación, que va mucho más allá de la simple apariencia.
En la "GUBS" la obra de Arturo Correa por Marisol Prada
Lunes Rodríguez fue el encargado de dar la bienvenida esa noche a todos los presentes y hablar sobre este valenciano que trabaja sin descanso para a dar a conocer su arte, impregnado de dinamismo, fuerza y el dominio del alma sobre la técnica, fluido vital para cualquier creativo.
Arturo Correa - Registro de Artículos de Prensa
Registro de Artículos de Prensa (2009 –
1995)