NOTICIAS
 
Arturo Correa: En Busca de un Significado por Armando Alvarez Bravo

El Nuevo Herald
November 9, 2003
Section: Galeria
Edition: Final
Page: 1E
Miami, USA

ARMANDO ALVAREZ BRAVO, Crítico de Arte/El Nuevo Herald


Pongamos que la razón de la creación es la búsqueda de un significado para las cosas. Y digo pongamos, porque la creación es demasiadas cosas para encajar una definición. Pero como somos criaturas que necesitamos explicaciones, esa búsqueda es una precisión válida. Eso sí, hay muchas maneras de buscar explicaciones a través del arte. No menos, la ejecución misma de una obra puede ser su identidad y significado. Su explicación.
Todos los razonamientos anteriores son aplicables a la exposición del joven pintor venezolano Arturo Correa, en ArtSpace/Virginia Miller Galleries, de Coral Gables. Su título, anunció de una especulación, es In Search of Significance (En busca de un significado). Alude, desde la inocencia e inmediatez de las piezas a un adentramiento en el ámbito de la magia del juego, la fascinación del juguete, la pureza y maravilla de lo esencial de las formas y el deslumbramiento del color. También, aunque no sea tan evidente, al reverso de lo anterior. Así, plantea una oscilación entre dos dominios.

Correa, nacido en Valencia, en 1967, obtuvo un Bachillerato en Artes en University of Central Florida, en Orlando, y su maestría en esta disciplina en, New York University. Expone individualmente desde 1995, y participa en colectivas a partir del siguiente año. Su breve trayectoria artística revela a un creador con una evidente pasión por la infancia, sus glorias, evidencias y enigmas. Es decir: por la inocencia incontaminada. De suyo, sus cuadros actuales son en mucho una suerte de andadura por esa edad y el impacto tremendo de la pérdida de esa inocencia que estas piezas conjuran.

``La selección que exhibe ArtSpace/Virginia Miller Galleries presenta'', según Zuleiva Vivas, investigadora del arte latinoamericano del Museo de Bellas Artes, en Caracas, ``caballitos del carrusel que nos cuentan historias a través de sus ojos expresivos, conejos donde puede verse el rastro de espantos y desencuentros. También hay soldaditos de plomo, como signos de la guerra, junto a cuadros donde los humanos nos regalan sarcásticas sonrisas; son ellos quienes ofrecen remembranzas de aquellas pesadillas que tanto costó borrar de nuestra memoria. Nos encontramos frente a una pintura que describe la nostalgia, los sueños, la ironía y el miedo a ser adultos. Se trata de una obra que nos enfrenta a la enorme sospecha de estar conviviendo con lo terrible, mientras contemplamos regocijados el encanto y la inocencia''.

Esa ajustada aproximación revela algo que comienza a aflorar en el arte reciente. Es la búsqueda de la inocencia como redención, aunque esa inocencia sea un territorio entre abismos. Esa búsqueda parte de la certidumbre, y lo hacen evidente estos cuadros en que hay una deliberada delicadeza e ingenuidad, del poder desencadenante de esa inocencia como reconciliación con la propia identidad y posibilidad de la criatura. Si bien puede haber espantos en el territorio de ese estado finalmente feliz por encima de todo pero, es la reivindicación del deseo como instrumento de posesión lo que de alguna manera intenta plasmar Correa en su obra.

Es particularmente señalable en esta selección, la deliberada fragmentación que hace el artista de las formas. Es como un subrayado de identidad y como una fractura de la esencia de esa forma, de ese juguete, de ese objeto. De alguna manera, esa fragmentación tiene un carácter lúdico. La explicación es bien simple. La nostalgia que acusan estas piezas necesita, para cumplirse a plenitud, la utilización del vocabulario de aquello que quedó atrás, que se perdió por fatalidad o por gravedad.

Correa aprisiona ese mundo increíble en la imagen del carrusel. En este sentido, dice: ``Veo a los carruseles como una metáfora de la misma vida. Entras en el carrusel de la vida, y si verdaderamente lo quieres, escogerás el caballo que más te gusta, o puedes resignarte a tomar cualquier caballo disponible. Cuando tu carrusel comienza a dar vueltas, te entusiasmas y te emocionas, pero llega un momento en que el carrusel comienza a aminorar su velocidad hasta que se detiene''.

La reflexión de Correa en verdad es un testimonio de plenitud y de vacío. También da fe de la fascinación por la belleza, por el color, por el movimiento y por la fantasía en la infancia. El artista traduce esa fascinación en unas piezas en que el color se entrega en toda su intensidad, las formas tienen una deliberada delicadeza y hay una inmediatez en la imagen, una suerte de invitación a participar, de alguna forma, en lo plasmado sobre el papel o el lienzo. Hay, y conviene subrayarlo, un religiosidad en la obra de Correa, una convicción la presencia de Dios en todas partes y, de manera especial, dentro de cada ser humano.

En ese sentido de afirmación de lo divino y de entrega y de servicio, Correa presenta en la muestra su casa-escultura, Quinta La Calle, un proyecto público realizado para Delray Beach's Pineapple Grove ArtWalk. La casa, decorada en el exterior con motivos sobre los desamparados, es un refugio en cuyo interior puede hallarse abrigo. En ese interior, los visitantes deben escribir sus comentarios sobre la pobreza y el desamparo.

Esa obra, dentro del espíritu de búsqueda de significado y encarnación de lo apetecible que el pintor desarrolla en En busca de un significado, tiene el poderoso anclaje de la urgencia de un retorno a los planos de la inocencia como fuerza hacia la maravilla. También de celebración de la belleza, la ingenuidad y la pureza, aunque éstas se encuentren asediadas por toda la negatividad y malignidad del mundo. Buscar el significado de esas realidades, o quizás irrealidades, es quizás una de la avenidas mayores de la creación a partir del prisma de la poesía. Sin duda ese latido se cumple en el joven quehacer de Arturo Correa.

Copyright (c) 2003 The Miami Herald


 
"Searching" por Barbara Anderson Hill
El tema recurrente expresado en el título de la exposición A la búsqueda, examina la naturaleza caótica de la existencia humana en una constante indagación para desentrañar los misterios de la vida.
En Torno a los Mundos de Arturo Correa por Carmen Adelina Pinto
En efecto, en las pinturas de Arturo Correa, ya sean sobre tela o madera, se advierte un particular lenguaje estético que resulta una vistosa mezcla de figuración y abstracción, tanto en sus formas como en lo conceptual, en las que rinde tributo, tanto a sus raices latinas, como a su lado angloamericano.
CORREA en STAGE 16: Una entrevista por Jade Dellinger
Proximamente
Al Filo del Caballo por Bélgica Rodríguez
Una belleza diferente resume Arturo Correa en su serie Caballos. Pinturas dominadas por reglas artísticas personales y una estética determinada por la imaginación.
Paisajes de la nostalgia por Bélgica Rodríguez
Galeria de Arte Ascaso, Caracas 2009
Enredaderas: Las etereas hiedras de la razon por Vanessa Gill
Ágiles y silenciosos, los múltiples brazos de la enredadera se tejen, entretejen, destejen y vuelven a tejer.
En Busca de un Significado por Zuleiva Vivas
El entorno se ha vuelto denso y confuso, la búsqueda de realidad debe orientarse hacia si mismo. Esta reflexión parece ser lo que moviliza la mano y el pensamiento de Arturo Correa.
Inaugurado salón nacional sobre papel por Vanessa Carreño
Durante el evento fueron mencionados los cinco artistas con las respectivas obras ganadoras(...) A continuación se mencionan los premiados: Arturo Correa, con su creación "Somos peregrinos llenando crucigramas"; Víctor Hugo Irazabal, con "Hekura"; Francisco Martín, con "Paisaje comprimido"; Solange Salazar, con "Notas a pie de página" y Anaxímenes Vera, "El círculo natural".
Mi arte es un intento por pintar mi vida por Daniela Chirinos
Entendí que lo que creemos que está vivo no lo está tanto y otras cosas que no están en este plano, tienen más vida de la que pensamos.
Sobre Papel por Daniela Chirinos
Letra Inversa / Notitarde
Arturo Correa plantea un nuevo concepto en la pintura contemporánea
Para la investigadora y crítica de arte, Bélgica Rodríguez, Arturo Correa tiene una manera inédita de mirar el paisaje, con una influencia notable de otras atmósferas y que se traducen en la temperatura cromática de sus cuadros.
Arturo Correa une puntos en sus "Paisajes de la Nostalgia" por Dubraska Falcón
30 piezas del artista plástico se presentan en la Galería de Arte Ascaso
Los paisajes nostálgicos de Arturo Correa por Adriana Ciccaglione
Números, a veces letras, automóviles, vienen a irrumpir la tranquilidad del paisaje, pero con un fin, con una propuesta que maneja un discurso plástico.
Arturo Correa hace de la vida un lienzo por Maritza Bacalao
Arturo Correa parece un niño grande. Conserva intacta su capacidad de asombro y su ternura, su espontaneidad y no sé que brillo especial, late en sus pupilas. Acaso, como diría José Marti, ha comprendido que "solo es feliz aquel que no ha perdido su alma de niño".
La Obra Postmodernista de Arturo Correa por Willy Aranguren
La obra de Arturo Correa puede concebirse como un arte de la postmodernidad, nada ecléctico, más bien abierto hacia diversas maneras de hacer arte, desde lo tradicional hasta lo innovador.
A Mural Installation por Gary Alan Ruse
Pronto sera traducido al Español.
Selections from the Permanent Collection: New Gifts
Pronto sera traducido al Español.
Arturo Correa inauguró 2007 en la Galería Braulio Salazar por Marisol Prada
Pedazos de un tiempo inmemorable van confiando a la mente las distintas direcciones del color lanzado como si se tratase de un baño de flechas dirigidas pacientemente, pero con fuerza y dinamismo, dentro del atrapado lienzo que las contiene, con dificultades.
En "Enredaderas" intento pintar la vida por Alfredo Fermín
A la original exposición asistió mucha gente vinculada al movimiento cultural de la ciudad, que quedó gratamente impresionada con esta muestra que demuestra la evolución de un joven artista que se ha despegado con rumbo preciso a consolidar una expresión artística contemporánea, sin desvincularse del antiguo oficio de pintar.
La Calle de Arturo Correa por Arnaldo Rojas
A primera vista proyecta una imagen lúdica: una casa construida para juegos infantiles, teñida con esmaltes acrílicos con tonalidades muy llamativas.
Pero al entrar en ella y detallar la propuesta, notamos que se trata de una pintura tridimensional hecha instalación, que va mucho más allá de la simple apariencia.
En la "GUBS" la obra de Arturo Correa por Marisol Prada
Lunes Rodríguez fue el encargado de dar la bienvenida esa noche a todos los presentes y hablar sobre este valenciano que trabaja sin descanso para a dar a conocer su arte, impregnado de dinamismo, fuerza y el dominio del alma sobre la técnica, fluido vital para cualquier creativo.
Arturo Correa - Registro de Artículos de Prensa
Registro de Artículos de Prensa (2009 –
1995)